Dormir bien mejora tu peso y tu salud

Sleeping

No solemos prestar demasiada atención a la cantidad y calidad de nuestro sueño, sin embargo, es importante entender que dormir mal, poco y en condiciones no adecuadas puede provocar desajustes en nuestro cuerpo como obesidad, depresión, estrés y hasta demencia.

Casi todos los sistemas del organismo se ven afectados por la cantidad y calidad del sueño, el cómo duermes determina la velocidad del metabolismo, cuánto comes, cuánto adelgazas o engordas, cómo reaccionas a los desafíos del día a día, tus reacciones, tu estado emocional y el nivel de estrés.

Los estudios demuestran que dormir mal favorece el desarrollo de sobrepeso, depresión, diabetes y enfermedades cardiovasculares, el sueño insuficiente afecta el estado físico, el aspecto y la auto estima.

Dormir poco engorda ya que influye en las hormonas reguladoras del apetito y la conducta alimenticia, curiosamente estas hormonas son diferentes en hombres y mujeres.

En los hombres produce desequilibrio en los niveles  de grelina, que tiene un efecto estimulante de la hormona de crecimiento y es la encargada de enviar las señales de apetito.

En las mujeres afecta el GLP1, que cumple una función muy importante en el control de la concentración sanguínea  de glucosa y múltiples funciones en el equilibrio metabólico después de la absorción de los nutrientes.

Una hormona que se ve favorecida con el sueño profundo es la hormona de crecimiento humano que ayuda a controlar el metabolismo del cuerpo, aumenta la masa muscular, disminuye la grasa corporal y tiene efectos antienvejecimiento.

La secreción de leptina también se afecta con la falta de sueño, su función es muy importante ya que es una especie de freno en el cuerpo, la señal de saciedad, un mecanismo ancestral que nos permitía adaptarnos a los ciclos de ayuno – festín para ayudarnos a regular la conducta en presencia y ausencia de comida.

El desequilibrio en la leptina inhibe la señal de que lo que comemos es suficiente, lo que causa un círculo vicioso que nos lleva a tener más ganas de comer alimentos ricos en carbohidratos simples llenos de azúcar y almidones, lo que reduce aún más los niveles de leptina, produce más ansiedad y el ciclo continúa.

La leptina no solo regula el apetito también controla las hormonas tiroideas, regula la  respuesta inflamatoria del cuerpo y los sistemas simpático y parasimpático.

Young woman suffering from insomnia, husband sleeping aside

Como ves cuidar la cantidad y calidad de nuestro sueño es un aspecto muy importante para tener en cuenta en  nuestros esfuerzos de pérdida de peso y mejor salud.

Mi sugerencia es que establezcas una rutina que te ayude a dormir mínimo 7 horas por noche, procura  ir a dormir a la misma hora, ojalá antes de la media noche para lograr un sueño reparador que estimule la hormona del crecimiento humano y puedas aprovechar sus efectos metabólicos y antienvejecimiento.

Una buena idea es crear un  ritual para avisarle al cuerpo que es hora de dormir, puede ser algo como darte una ducha caliente, lavar tus dientes, realizar tu rutina de cuidado facial, ponerte la pijama, leer unas páginas de un libro, escuchar una meditación o hacer un ejercicio de relajación.

El ambiente es también determinante, lo ideal es que tu habitación esté en silencio y a oscuras, la luz azul de los dispositivos electrónicos suprime la secreción de melatonina, así como las radiaciones electromagnéticas, lo ideal es que apagues y desconectes todos los dispositivos electrónicos en tu habitación o que los retires a otro lugar.

Trata de comer al menos dos horas antes de irte a dormir, si sientes hambre puedes comer algún alimento que contenga triptófano como huevo, pollo, almendras, semillas, evita los carbohidratos simples y los alimentos procesados ya que el azúcar y los aditivos contenidos en estos alimentos afectan el sueño.

Evita las bebidas con cafeína y teína, la nicotina tiene también un efecto estimulante. El alcohol produce un efecto relajante y somnífero inmediato, pero te vas a despertar a mitad de la noche porque después de un tiempo estimula la adrenalina e inhibe la serotonina.

Los colores cálidos, los materiales naturales como el algodón en la ropa de cama y la madera en los muebles, un ambiente  limpio, ventilado, ordenado y con una temperatura un poco baja, son factores que favorecen el sueño.

Puede ayudar también aromatizar la ropa de cama y la habitación con lavanda, tomar un té de toronjil o melisa antes de ir a la cama, busca  videos en YouTube de música para dormir con pantalla negra, te aseguro que ayudan muchísimo, también puedes repetir mentalmente alguna afirmación, frase o mantra para distraer tu mente si estás muy pensativo.

Si el problema no es ocasional y en realidad  sufres de insomnio puedes tomar melatonina o unas gotas de pasiflora, si con esto tu condición no mejora es conveniente consultar con tu médico para remediarla, más si tienes en cuenta todas las posibles consecuencias físicas y emocionales derivadas de la falta de sueño.

«El cuerpo necesita descansar,  dormir es extremadamente importante en cualquier régimen de salud. Debe haber tres cosas principales: comer, hacer ejercicio y dormir. Los tres juntos en el equilibrio correcto crean un estilo de vida verdaderamente saludable». Rohit Shetty.

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×