Serie mentalidad: Mente en cuarentena

Estamos atravesando por momentos muy desafiantes en donde todos entramos a un receso en nuestra rutina, en nuestra rutina de la vida diaria. Por eso quiero invitarte a pasar unos minutos juntos cada día tratando de calmar la mente y de apoyarnos.

Tu peso, tu salud, , tu seguridad, tus buenos o malos hábitos dependen únicamente de ti. Tú tienes el poder sobre las elecciones que determinan los cambios en tu vida.

En este nuevo día, vamos a hacer una introspección, vamos a analizarnos, a mirarnos, a ver con cuánta amabilidad nos tratamos, a ver qué estamos comiendo, cómo nos sentimos, qué nos duele. Este es un ejercicio y un análisis completo de nosotros mismos, en cuerpo y alma. de cuál es nuestro estado.

Vamos a dejar de lado las creencias que hemos adoptado desde niños, porque NO es nuestra verdad absoluta. En los comentarios compárteme cuál es esa creencia, la más fuerte, y la que más daño te hace. Te garantizo que a punta de argumentos y de razones vamos a renovarlas y a usarlas a nuestro favor.

Vamos a cambiar de mentalidad y vamos a adquirir conciencia de nuestros pensamientos. Esa es nuestra promesa si te tomas 3 minutos al día para este Reto: Mente en cuarentena. Cada día , cada vídeo contiene tiene un propósito

Hoy vamos a hablar de las creencias que decidimos adoptar sobre la información que llega a nuestros oídos. Justo en este momento una avalancha de noticias, de opiniones y de información irresponsable y falsa nos inunda a diario.

La forma de saber si una creencia es buena o es mala, se infiere en su utilidad. Es decir; si nos sirve para cumplir o apoyar nuestros propósitos: es buena, si tu creencia te genera malestar, incomodidad y cierta resistencia, entonces es negativa.

Las creencias de posibilidad surgen cuando nos preguntamos ¿Puedo hacerlo? Desde la capacidad, la habilidad , el conocimiento y el presupuesto salen a flote todas las excusas para renunciar antes de intentarlo.

Las creencias de posibilidad surgen cuando nos preguntamos ¿Puedo hacerlo? Desde la capacidad, la habilidad , el conocimiento y el presupuesto salen a flote todas las excusas para renunciar antes de intentarlo.

Vamos a hablar de las creencias de exigencias. Esto se genera cuando creemos que lo que vamos hacer es muy difícil y nos exigimos de forma desmesurada.

Un cambio puede darse por elección o por obligación. Miles de personas y organizaciones hacen esfuerzos para lograr cambios a todo nivel en el mundo sin mayores resultados, de repente un diminuto virus nos lleva en masa a un cambio obligado que le da un respiro al planeta

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×